Destacados

Los destacados de Enredante

Archivos mensuales: agosto 2017

Procesadores de texto online

¿Echas de menos usar Word Online? A la hora de escribir escribir un documento, estamos acostumbrados a usar aplicaciones como Office de Microsoft, iWork de Apple u otras opciones gratuitas como OpenOffice o Libreoffice. Todas ellas son opciones perfectamente válidas y que nos permiten crear cualquier documento ya de texto, una hoja de cálculo, una presentación

Pero es probable que en alguna ocasión nos encontremos en algún ordenador, que no tenga instalada ninguna de estas aplicaciones o similares, y nos vemos en la necesidad de escribir un documento perfectamente formatearlo (negritas, cursiva, tabuladores, viñetas…). Aquí es donde los procesadores de texto online son nuestra salvación. En este artículo os mostramos los mejores procesadores de texto online.

Los procesadores de texto online nos permiten crear cualquier tipo de documento a través del navegador sin tener que instalar ninguna aplicación en ningún momento, lo que los convierte en las mejores opciones cuando nos vemos en la necesidad de crear documentos y el ordenador en el que nos encontramos no dispone de ninguna aplicación válida, y no estoy hablando de la típica aplicación de notas que incluye de forma nativa el sistema operativo en el que nos encontremos.

Google Docs

Google Docs, procesador de textos online

Google pone a nuestra disposición una completa suite ofimática a través del navegador y el sistema de almacenamiento Google Drive. Gracias a Google Drive, podemos crear cualquier tipo de documento, ya sea un documento de texto, una hoja de cálculo o una presentación. Obviamente las opciones de formato del texto se encuentran algo limitadas pero las más básicas y utilizadas para crear cualquier documento se encuentran disponibles.

Si queremos hacer uso de este servicio en nuestra smartphone o tableta, Google nos obligará a descargarnos las correspondientes aplicaciones para dispositivos móviles, por lo que no es una opción a tener en cuenta queremos crear un documento en un dispositivo de este tipo. El único requisito es el mismo de siempre cuando hablamos de Google y sus servicios, disponer de una cuenta de correo Gmail. Todos los documentos que creemos los podemos almacenar en Google Drive para poder acceder desde cualquier otro dispositivo.

Word Online

Word Online, procesador de textos online

Google no es el único grande de la tecnología que pone a nuestra disposición un procesador de textos a través del navegador, sino que Microsoft también pone a disposición del usuario una versión del Word online y gratis a través del navegador.

El único requisito para poder crear este tipo de documentos es disponer de una cuenta de Microsoft, ya sea @hotmail.com, @hotmail.es, @outlook.com… Todos los documentos que creemos los podemos almacenar directamente en nuestra cuenta de almacenamiento en la nube de Microsoft OneDrive.

Pages de Apple

El procesador de textos de Apple, integrado dentro de suite iWork y que esta disponible para su descarga de forma completamente gratuita a través de la Mac App Store, también nos permite acceder de forma online al procesador de textos. Tan solo es necesario disponer de una ID de Apple, algo que ya tendrás si utilizas algún producto de la compañía con sede en Cupertino, de lo contrario te puedes abrir una cuenta perfectamente sin tener que pagar nada.

Pages nos ofrece un gran número de plantillas que podemos editar para crear el documento que necesitemos en un momento dado. Todos los documentos creados se almacenan en los 5 GB de espacio gratuito que nos ofrece Apple a través de iCloud. Pages nos muestra una interfaz muy similar a la que podemos acceder con Word Online, con un gran número de opciones disponibles.

StackEdit

StackEditor, procesador de textos online gratuito

A diferencia de las dos opciones anteriores, el procesador de texto web StackEdit no nos exige tener que abrirnos una cuenta para poder hacer uso de este excelente servicio, lo que puede ser un punto a favor según el tipo de usuarios que seamos. Este editor esta orientado a todas aquellas personas que escriben en sitios webs online como pueden ser los blogs, ya que nos permite enviar el contenido escrito directamente al blog y de esta forma no utilizar el escritorio del blog que utilicemos para escribir los artículos o documentos.

Aunque podemos utilizarlo perfectamente desde un smartphone o tableta, algo que no podemos hacer con las dos opciones anteriores, si queremos guardar el documento no podemos hacerlo, ya que se almacena directamente en el navegador, algo que si podemos hacer desde un ordenador. Lo que si podemos hacer es almacenar el contenido en Google Drive o Dropbox, tanto desde un dispositivo móvil como desde un ordenador.

WriteURL

WriteURL, editor de textos online gratuito

Si no sólo nos vemos en la necesidad de escribir un documento con formato en un ordenador que no dispone de un procesador de textos, sino que además el documento tiene que ser colaborativo con otras personas, la cosa se complica pero afortunadamente WriteURL es la solución a nuestros problemas en versión web. Una ves creado el documento tenemos la opción de guardarlo en nuestro ordenador en formato Word.

Hemingway

Hemingway más que un procesador de texto online es una ayuda a la hora de escribir textos en inglés, ya que nos permite comprobar en todo momento el tipo de escritura que estamos utilizando, ya sean textos muy cortos o demasiado largos. El problema, como he comentado es que únicamente funciona en inglés, pero si le damos un poco de tiempo es probable que dentro de poco también aparezca en español.

Draft

Draft procesador de texto gratuito online

Draft es el hermano mayor de StackEdit, ya que nos ofrece las mismas opciones pero ampliadas, permitiéndonos almacenar los documentos creados en Dropbox o Google Drive además de abrirlos directamente desde estos servicios de almacenamiento en la nube. La publicación para blogers nos ofrece muchas más opciones que las que podemos encontrar en StackEdit pero si no nos gusta ir creando cuentas en cualquier servicio, tenemos una mala noticia, ya que Draft si que nos obligará a abrir una cuenta en esta plataforma para poder utilizarla libremente.

ZenPen

ZenPen, procesador de textos online gratuito

ZenPen es un procesador de textos muy simple pero que nos ofrece las necesidades mínimas que podemos utilizar para crear cualquier documento con formato. Nos permite ampliar el tamaño de la pantalla para que únicamente se muestre el texto que escribimos en pantalla, invertir los colores de la pantalla, añadir un contador de palabras y guardar los documentos en formato Markdown, HTML y Texto plano. No hace falta que nos registremos, tan solo tenemos que abrir la web y escribir.

Writer

Writer procesador de textos gratuito online

Writer nos ofrece un procesador de textos con la estética de MS-DOS, con un fondo negro con letras verdes, como los monitores de fósforo que se utilizaban a principios de los 80. Writer al igual que Zenpen elimina cualquier tipo de distracción sobre la pantalla para que nos centremos en lo que realmente importante. Este servicio requiere que nos creemos una cuenta para poder hacer uso del servicio.

typWrittr

tyWrittr Procesador de textos online gratuito

typWrittr nos ofrece una forma diferente a la hora de crear documentos online de forma gratuita, que requiere de una cuenta para poder hacer uso de él. Como podemos ver en la imagen superior, este procesador de textos gratuito online nos permite seleccionar una imagen de fondo acorde con nuestros gustos o con la temática que estamos escribiendo para que nos sirva de inspiración.

Zoho Writer

Zoho Writer nos ofrece un aspecto muy similar al que podemos encontrar en cualquier procesador de textos al uso, donde podemos seleccionar el tipo de letra, el tamaño, cortar y pegar texto, formatear el texto… además permitirlos exportar el documento para poder abrirlo posteriormente con un editor de sobremesa tipo Office. La estética nos recuerda mucho a la versión Word Online de la que hemos hablado al inicio de este artículo.

¿Buscas un móvil o smartwatch?

Tanto si buscas móvil nuevo o un smartwatch, no te pierdas estas ofertas. Podrás escoger tu móvil según el precio, marca o tamaño de su pantalla.

Fuente:
Hmmm …

Artículo completo:
http://ift.tt/2tgEw9D

Anuncios

Chuwi LapBook 12.3: el portátil de 250 euros que se ríe del Dell XPS 13 (y del MacBook, más)

Soy más de portátil puro que de convertible, así que aunque en los últimos tiempos no paro de probar esos formatos híbridos, mi pequeña tozudez me devuelve una y otra vez a mis preferencias originales. Tocar la pantalla o dibujar en ella mola, seguro, pero son características que pueden salir muy caras y que si no vas a aprovechar mucho quizás deberías tener poco en cuenta a la hora de tomar una decisión si buscas un equipo portátil.

Precisamente ese discurso es el que parece seguir Chuwi con el Chuwi LapBook 12.3, un portátil con un precio casi absurdo para lo que ofrece y que vuelve a demostrar lo mucho que hemos avanzado. Cuando me ofrecieron analizar el producto por aquí me esperaba un equipo bastante limitadete, pero las sorpresas han sido muchas y muy buenas.

Este paseo por mi experiencia con el Chuwi LapBook 12.3 no es un análisis al uso con benchmarks a tutiplén, y como sabéis por aquí prefiero ir posts experienciales y muy opinativos. Después de todo esto es mi blog, así que puedo desmelenarme sin problemas.

Creo que es importante dar un dato crucial para poner en perspectiva tanto el portátil como este análisis: ahora mismo cuesta 245 euros. Repito: 240 euros. Cuando terminéis de leer espero que estéis tan alucinados como yo.

Vamos allá.

Especificaciones con sorpresa

Puede que ese precio del que hablaba antes no os parezca demasiado reducido para un equipo de batalla, pero atentos a la hoja de especificaciones, que incluye lo siguiente:

  • CPU: Intel Celeron N3450 (Apollo Lake, 14 nm, quad-core a 1,1 GHz, TDP 6W)
  • Memoria: 6 GB de RAM DDR3
  • Gráficos: Intel HD Graphics 500 (200/700 MHz)
  • Almacenamiento: 64 GB de capacidad eMMC (ampliables vía microSD con hasta 128 GB adicionales)
  • Pantalla: 12,3 pulgadas, 2.736 x 1.824 píxeles, formato 3:2
  • Batería: 8.000 mAh, 36,48 Wh
  • Cámaras: 2 Míxeles frontal
  • Entradas / Salidas: Micro HDMI, 1 x USB 3.0, 1 x USB 2.0, 1 x Micro SD, carga, auriculares, ranura M.2 2242
  •  Conectividad: Intel AC-3165 (802.11ac, Bluetooth 4.2)
  • Sistemas operativos: Windows 10 Home 64 bits
  • Dimensiones y peso: 293 x 200 x 15 mm,  1,378 kg

En mis pruebas con CPU-Z el procesador se identificaba como un Celeron 3350, pero este modelo tiene 2 núcleos, y el propio CPU-Z se contradecía indicando que tenía 4 núcleos, así que me creo lo que dice el fabricante: ante nosotros tenemos un Apollo Lake bien plantado y con una frecuencia de trabajo justita pero que puede llegar a ser el doble con el modo Turbo.

Sorprende también la cantidad de memoria disponible: 6 GB es una cantidad realmente decente, y aunque en la unidad eMMC vamos algo justos tanto en capacidad como en rendimiento (más sobre esto más adelante), tenemos dos opciones para solucionar ambos temas: la ranura M.2 (súper interesante) y la Micro SD, que también puede apañar.

La resolución de pantalla también es fantástica, pero aquí mi crítica es, como vengo diciendo desde hace tiempo en Xataka, lo del formato 3:2 que parece muy bonito para aplicaciones maximizadas pero que a mí me hace un poco polvo porque trabajar con dos ventanas es algo más incómodo. Podemos jugar con el escalado y la resolución para minimizar el problema, pero tanto para producir mejor como para disfrutar de contenidos de vídeo hubiera preferido el formato 16:9. Lástima.

La otra gran sorpresa agradable del equipo es esa conectividad 802.11ac combinada con Bluetooth 4.2 que proporciona el chipset de Intel. Normalmente estos equipos de bajo coste suelen limitarse a conectividad 802.11n, así que tener disponible un chip dual-band como este es un alegrón. Y ahora, pasemos al diseño.

Diseño: copiar al MacBook es BIEN

A ver. Todos copian de todos. Esa máxima que algunas empresas tratan de erradicar a base de demandas legales es el pan nuestro de cada día. Me hace bastante gracia ese debate sobre todos los que copian al iPhone porque no hay muchas cosas que puedan diferenciar externamente a un móvil de otro, y lo mismo ocurre con los portátiles: ahora tenemos unas cuantas copias del Surface Pro que son muy decentes, y el diseño de los MacBook Air ha acabado siendo adoptado por muchos fabricantes (grandes y menos grandes) para dotar a sus equipos de un buen acabado.

De verdad, no es necesario inventar la rueda con estas cosas, y de hecho sería difícil hacerlo con este precio.

Esa es la primera realidad del Chuwi Lapbook. Copia el diseño del MacBook Air, y lo hace descaradamente, sin complejos. El formato cuña es perfecto para meter unos cuantos puertos en la parte cercana a la pantalla de esos bordes laterales, y aunque evidentemente las líneas y materiales sean algo más toscos aquí tengo que decir que es difícil pedir más por menos.

De hecho este LapBook es bastante resultón gracias al uso extensivo de una aleación de aluminio y magnesio y tiene sus detallitos, como unos pequeños biseles en los bordes de la pantalla y el teclado y una colocación curiosa en diagonal de la marca en la tapa superior.

Aún más curiosa es la parte inferior, y lo es por esa tapa identificada con las letras “M.2” y que como su propio nombre revela está dedicada a algo realmente interesante: poder insertar una unidad SSD M.2 2242 (el formato cortito, cuidado que el largo, 2280, no sirve) si la unidad interna no te convence. Es un detalle increíble y bienvenido, sobre todo porque demuestra esa voluntad por dar al usuario opciones de ampliación directas y sencillas. Bravo.

También hay buenas noticias en los puertos disponibles. En la parte izuiqerda tenemos el conector de corriente, un USB 3.0 y un conector Micro HDMI. En la derecha, cerrojo Kensington, puerto USB 2.0, toma de auriculares y ranura Micro SD. No soy muy fan de los puertos Micro HDMI (con un cable especial apañas, desde luego) pero oye, ahí queda esa opción, aunque hubiera sido fantástico contar aquí con un puerto USB-C que hubiera preparado a este equipo para el futuro. Tampoco se le pueden pedir peras al olmo, y aquí de nuevo el precio vuelve a demostrar lo mucho que obtienes por tan poco dinero.

Cuando abres el equipo te encuentras con una pantalla de 12,3 pulgadas con resolución 2.736 x 1.824 píxeles que usas con escalado Windows (en mi caso, un 200%) para no quedarte ciego. Esa pantalla cuenta con unos marcos generosos que de nuevo recuerdan a los del MacBook Air, y en la parte superior tenemos una webcam de 2 Mpíxeles que nos podrá sacar de algún apuro, sin más. 

De pantallas, teclados y trackpads “baratos”

Si hay un detalle en el que estos equipos pueden acabar mostrando sus debilidades es en sus pantallas, teclados y trackpads, que son los que acaban siendo principales responsables de las sensaciones que nos generan estos equipos. 

En el Chuwi LabBook 12.3 hay desde luego algunos elementos que sí permiten distinguir este equipo de otros más caros y ambiciosos, pero no de forma tan notable como uno podría esperar. 

La pantalla sale quizás algo más perjudicada que el resto de componentes. Cuidado, porque que se note algo más no significa que sea una mala pantalla. Para nada: esa resolución deja claro que en Chuwi han querido ofrecer un buen panel IPS mate (mejor antirreflejos, menos “espectacular”), pero es cierto que el brillo y la gestión del color son peores que los de buena parte de su competencia. No es algo preocupante, pero si sois puristas en este tema lo notaréis, desde luego. Y de nuevo, la excusa del precio: bastante ha hecho Chuwi para lo que pide por este equipo, y me hace gracia tener una “pantalla Retina” en este equipo y que Apple no sea capaz de ponerla en el MacBook Air. Maldición.

Aquí nota adicional para el sonido, que es fácil pasar por alto en cualquier equipo a la hora de analizarlo. EL Chuwi LapBook tiene aquí un hándicap importante, y es el hecho de que los altavoces están situados en la base. Aunque se usan los tradicionales apoyos de goma que elevan ligeramente esa base para teclear, el sonido tiene buena calidad pero llega algo bajito para mi gusto. Quizás unos altavoces más potentes situados en los laterales o el frontal, cerca de la pantalla, hubieran sido una buena idea. 

El teclado, y esto es importante, no está en español, sino que se sigue la distribución americana. ¿Es eso un problema? Bueno, si miras mucho al escribir puede que te confunda, pero no es mi caso y en cuanto seleccionas en las preferencias regionales el español como idioma todo eso es secundario. Es cierto que si quieres coger referencias la cosa te escama un poco, pero la “Ñ” está ahí, escondidita, como también lo están las tildes y el resto de caracteres del mapa de teclado en español. Siempre podréis recurrir a pegatinas para solventar este tema. 

Las teclas son quizás algo más pequeñas de lo que me gustaría, pero eso tampoco es un problema: he llegado a 90 palabras por minuto de buenas a primeras en 10fastfingers, cuando en mi teclado habitual puedo llegar a 95 y en plan récord a 100-105 si estoy inspirado. Es cierto que el tamaño de la tecla Enter molesta un poco (uso mucho la parte superior derecha de esa tecla en teclados en español), pero por lo demás, como siempre, uno se puede acostumbrar. El recorrido de las teclas es muy bueno (1,5 mm, casi hasta excesivo, diría yo), y aunque el tacto es medio gomoso las sensaciones de nuevo son chulas. Vamos, que podría trabajar con este teclado durante mucho, mucho rato, algo que no puedo decir de otros teclados en portátiles. 

En cuanto al trackpad, curioso el tacto “cristal rugoso” de este Chuwi LapBook, que permite controlar con mucha precisión el movimiento del puntero y que también tiene buena respuesta a los gestos táctiles soportados en Windows 10, ole. En algunas ocasiones mientras escribes la detección de la palma o toques involuntarios puede jugar malas pasadas, pero de nuevo, no es frecuente ni preocupante. 

En resumen, estos tres componentes claves para la experiencia directa de usuario (lo que ves y tocas) se portan de forma realmente estupenda, sobre todo —insisto porque hay que insistir— porque estamos hablando de un equipo que está por debajo de los 250 euros. Las concesiones que otros fabricantes hacen en otros modelos son mucho peores, así que de nuevo minimpuntos y punto para Chuwi. 

En 2017 lo puedes hacer casi todo con un portátil de 250 euros

Toca hablar ahora de cómo es eso de trabajar y disfrutar de un equipo como este en el día a día. Las comparaciones son a menudo odiosas, y enfrentar al Chuwi LapBook con el Dell XPS 13 que es mi compañero de andanzas desde hace un par de años puede ser cruel, pero es que este pequeño portátil vuelve a abrirme un poco los ojos a muchas realidades. 

La primera, que este portátil de batalla puede ir bastante más allá de esa definición. Como decía en el título, vaya. Aquí hay que soltar eso típico de que si necesitas un equipo decente para navegar, responder correos, trabajar con documentos ofimáticos o escuchar música y ver una peli, el Chuwi LapBook es una propuesta perfecta.

Lo es, desde luego, y no solo por precio, sino porque por teclado, pantalla y trackpad como por conectividad (inalámbrica y de cable) puede ser aún más. Puede ser, diría yo, una máquina bastante decente para conectarla a un monitor externo y usarla como puesto de trabajo incluso en escenarios algo más exigentes. No diré aquí que podremos lidiar con máquinas virtuales a todo trapo (no he probado, pero incluso ahí diría que hay margen de maniobra), pero en mis pruebas lo que he notado es que todo iba fluido. Ni una vez han bufado los ventiladores —tampoco he querido pasarme a la hora de demandar rendimiento porque no lo hago normalmente ni en el XPS— y he podido por tanto gozar de un comportamiento absolutamente silencioso.

Si hay un apartado en el que creo que sí que hay margen de mejora es en el del almacenamiento. Las pruebas de Geekbench revelan aquí el gran punto flojo del Chuwi LapBook, cuya memoria eMMC (Toshiba 064G93, un clásico en este tipo de equipos) llega a los 110 MB/s en lectura y a los 25 MB/s en escritura en las pruebas de CrystalDiskMark. 

Esos rendimientos son más propios de discos duros mecánicos de 5.400 RPM o de memorias Flash, así que tener un sistema de almacenamiento así puede doler un poco a los que queráis exprimir un poco el equipo. Yo no he notado que eso acabe influyendo mucho en mi día a día, pero si trabajáis con tareas algo más extensivas y con mucho trasiego de datos (por ejemplo editando imágenes en Photoshop, algo que es perfectamente posible —aunque probablemente no óptimo— en este equipo) podríais notar algo de latencia extra. 

Es ahí donde no obstante esa prodigiosa ranura M.2 que no he visto en ningún otro equipo que yo haya analizado plantea soluciones. En Amazon tenéis unidades como esta de Kingston de 120 GB por 63 euros que ofrece rendimientos de 550/520 MB/s en lectura y escritura respectivamente si hacemos caso al fabricante. Uauh.

No tenía ganas de hacer pruebas de rendimiento general, pero es bueno tener alguna referencia para los curiosos. En GeekBench 4 los resultados fueron de 1.437 puntos en Single-Core y de 4.296 en Multi-Core (3.016 y 5.685 en mi Dell XPS con un Core i5-5200U), lo que deja claro que sin ser una bestia del proceso, el equipo tiene margen de maniobra, algo que como digo se nota cuando lo usas. No se queja al abrir unas cuantas pestañas en Chrome y reproducir contenidos de vídeo o tener varias aplicaciones más en segundo plano, y lo cierto es que como digo trabajar con él como equipo principal (al menos, para lo que yo hago) sería totalmente factible. 

Eso hace que me plantee si acerté o no con mi Dell XPS 13 cuando existen alternativas como el Chuwi LapBook por este precio. Me temo que siendo sinceros me podría apañar perfectamente con el equipo de Chuwi, pero también es cierto que Dell me da esa sensación de poder hacer más si lo necesito. Cuidado porque como se puede apreciar en esas pruebas, la diferencia ya no es tan clara entre un equipo de 1.000 euros (sí, de hace dos años) con uno de 250 de este año. Es alucinante, y si no lo creéis así dadme argumentos, por favor. 

La pantalla, decía anteriormente, es uno de los componentes que muestra debilidad frente a competidores como mi Dell XPS 13 (que por cierto, tiene un panel FHD peor en resolución aunque la calidad que percibo es mayor en él), pero hay otro apartado en el que el equipo de Chuwi también está algo más limitado que mi XPS 13,  y ese es el de la batería. No he puesto un cronómetro ni he hecho pruebas exhaustivas y específicas, pero la sensación es que el equipo debe andar entre las 5 y 6 horas de vida con un uso convencional. No es una cifra preocupante, pero desde luego no es la más alucinante del mercado. 

La gente de Chuwi afirma que esto puede minimizarse con ayuda de ese soporte de carga rápida que yo noto que es más o menos igual de rápida que en otros equipos, pero que sí que es más corta por la sencilla razón de que esa batería de 36,48 Wh no requiere estar tanto tiempo recargando como la del Dell XPS, que es de 52 Wh y que aguanta tranquilamente 8 o 9 horas en ese mismo escenario.

¿Dónde está el truco?

Sinceramente, no lo hay. El Chuwi LapBook 12.3 es un equipo muy honesto con lo que ofrece. No esperes una pantalla alucinante o un diseño diferencial. No esperes un rendimiento brutal ni poder jugar a videojuegos (esto no lo he probado, pero os aseguro que los Intel HD Graphics 500 dan algo de margen en títulos no muy exigentes). Y no esperes poder sacarlo en público y que todo el mundo mire y pregunte “¿qué maravilla de portátil es esa?“. Eso no va a ocurrir. 

No a menos que cuando lo miren saques una pancarta que diga “Pues me ha costado 250 euros“. Eso seguramente haga que alguno que otro se acerque y te pregunte con cara de listillo si con eso puedes jugar al solitario. Seguramente él o ella tengan un fabuloso MacBook de 1.500 euros (3.284 y 6.825 puntos en GeekBench) que puedan sacar orgullosos en un Starbucks, y seguramente hagan con ese equipito lo mismo o incluso menos de lo que tú haces con un Chuwi LapBook 12.3 como este. Si te lo sacan para comparar y presumir, por favor, pregúntales algo tipo “Oye, y a tu qué tal les va con el #donglelife y tu puertecito USB-C, majo?“. Y luego invítales a un café, que seguramente no tengan ni para eso tras gastar ese dineral en un equipo que es una oda al diseño inútil.

¿Queréis un segundo portátil con el que poder iros de viaje sin arriesgar y que además pueda solventar muchas otras situaciones? Aquí tenéis un gran candidato. Uno que ciertamente está por debajo en prestaciones y precio a los Xiaomi Mi Notebook 13 (que está a 569,84 euros en GearBest con el cupón ESMAIR13) de los que tanto he hablado, pero cuya relación precio/prestaciones es igualmente espectacular. Si necesitáis más margen de maniobra, Xiaomi. Si no, atentos a este modelo de Chuwi que es un pequeño prodigio.

Yo mismo tengo difícil ponerle peros al Chuwi LapBook 12.3, y sabéis cómo me las gasto. Si este fuera un equipo de HP, Asus o Dell y costara 600 o 700 euros nadie protestaría, creedme. Pero es de un fabricante chino que se llama Chuwi, que está haciendo las cosas muy bien y que demuestra, como está ocurriendo con los smartphones, que no hace falta pedir una hipoteca para comprar un móvil o un portátil. 

Bien por el Chuwi LapBook 12.3. Súper bien, de hecho.

Si lo queréis, lo tenéis en GearBest por 245,47 euros, pero es una oferta limitada. ¡Comprad, comprad insensatos!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo 🙂

  • Xiaomi Mi 6 64 GB: el súper telefonazo de este fabricante sigue bajando de precio: todo un Snapdragon 835 con 6 GB de RAM y 64 GB de ROM a un precio fantástico: a 341,90 euros en TomTop con el cupón DSXM664.
  • OnePlus 5 64 GB: el nuevo súper telefono de OnePlus, con cámara dual (16+20 MP), un Snapdragon 835 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad (no ampliables). Está a 390,12 euros en GearBest con el cupón OP64ES. A mí, que conste, me gusta más el Mi 6, pero si os importa la pantalla AMOLED de 5,5 pulgadas, aquí tenéis al candidato. Por cierto, la versión con 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad está a 511,03 euros en GearBest con el cupón OnePlus5.
  • Samsung Galaxy S7 Edge: el tope de gama de Samsung del año pasado (en su versión Dual SIM liberada) sigue siendo un telefonazo con esa pantalla curvada de 5,5 pulgadas, 4 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables) y sobre todo una cámara fantástica. Está a 399 euros en eBay
  • LG G6: el súper teléfono con pantalla casi sin bordes y ese curioso formato 18:9, un Snapdragon 821, 4 GB de RAM, 64 GB capacidad y esa doble cámara de 13 Mpíxeles tan fantástica. Está a precio de risa: 349 euros en eBay. Increíble para un tope de gama de 2017.
  • Clave de Windows 10 Pro: si no queréis complicaros la vida a la hora de instalar este sistema operativo, en Amazon están vendiendo licencias a un precio fantástico, y lo de que sea esta tienda quien gestiona todo da cierta confianza, porque el precio es demasiado bueno: 8 euros en Amazon, uauh.
  • OnePlus 3T: aunque el OP5 ya está disponible este modelo sigue siendo interesante. El Snapdragon 821, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y una cámara muy maja justifican un precio que no está nada mal: 326,29 euros en Banggood con el cupón 7BGESOP3T64.
  • Teclado Bluetooth para tablet: está en español, es delgadito, compatible con iOS, Android, macOS y Windows y sobre todo tiene un precio atractivo para un accesorio de batalla: 11,57 euros en Amazon. Relacionado: este teclado mecánico con eñe está a 27,99 euros en Amazon con el cupón JODNA9BS.
  • ASUS ZenFone Zoom 128 GB: destaca por su zoom 3x (análisis) y una parte trasera que recuerda mucho a los Lumia 1020. Las especificaciones son curiosas: un Atom Z3590, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (uauh) y pantalla 1080p de 5,5 pulgadas. Una opción interesante por los 166,56 euros que cuesta en GearBest con el cupón ZX551MH.
  • Alcoholímetro digital: incognichollo offtopic curioso, pero útil. Si quieres comprobar si puedes conducir o no, atento a este dispositivo con 20 boquillas desechables. Está a 12,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Air 13: el portátil más chollo de los últimos tiempos vuelve a estar a precio destacado. Ya sabéis, no tiene desperdicio y es una gran opción si buscáis portátiles de esta gama. Está a 569,84 euros en GearBest con el cupón ESMAIR13 para el modelo plateado, ole. 
  • Moto Z Play 64 GB: uno de los terminales más curiosos del año pasado, y que sigue teniendo su encanto aún hoy, sobre todo por los Moto Mods. Pantalla de 5,5 1080p, SnapDragon 625, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables) y cámara de 16 Mpíxeles, todo por 218,63 euros en Banggood.
  • GamePad para Android/iOS: si queréis jugar en vuestro móvil con un mando tipo PS4/Xbox que además tiene soporte para el móvil, atentos al GamePad de Ipega, que cuenta con conexión Bluetooth y batería de 380 mAh. El precio, 12,33 euros en GearBest con el cupón IPEGAES.
  • Clave de Microsoft Office 2016: si además de Windows 10 queréis usar la suite ofimática de Microsoft, aquí tenéis licencias de la versión de 2016 a precio igualmente fantástico: 11,30 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Note 2 64 GB: el phablet de 5,7 pulgadas de Xiaomi llega con un Snapdragon 821, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad, pero sobre todo con una batería brutal de 4.070 mAh. Si os gustan los móviles grandotes y valoráis que la batería dure mucho, gran opción. Lo tenéis a 278,74 euros en Banggood con el cupón 7BGESMN264.
  • Gafas polarizadas de oferta: incognichollo off-topic, pero es que las críticas son fantásticas para estas gafas que valen tanto para hacer deporte como para dar una vuelta. Polarizadas y con diseño simpático. Adivinad quién acaba de coger unas 😉 Están a 12,99 euros en Amazon.
  • SSD Samsung 850 EVO 1 TB: nada menos que un terabyte de capacidad para esta unidad impresionante de Samsung que tiene un precio estupendo si os apetece tener mucho almacenamiento en vuestro equipo, y muy rápido. Está a 312,60 euros en Amazon (22% dto.). Algo peor en rendimiento pero más barato es el WD Blue de 1 TB que está a 269 euros en PCComponentes. Uauh.
  • Dron DJI Phantom 3: uno de los mejores drones de los últimos tiempos está a precio de escándalo, así que si queréis ir más allá en este ámbito, gran opción. Lo tenéis a 359,99 euros en TomTop con el cupón WCTDJIPH3.
  • Patinete eléctrico Xiaomi: el scooter de Xiaomi es una buena opción para desplazamientos urbanos. Hasta 30 km de autonomía, velocidades de 25 km/h. Todo por un precio de 333,14 euros en GearBest con el cupón GBXMSTE.
  • Xiaomi Mi 5s: la versión más potente del Mi5, que llega con el Snapdragon 821, 3 GB de RAM y 64 GB de capacidad, además de esa cámara de 12 Mpíxeles con el mismo sensor de los Google Pixel. Está a 227,06 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi WiFi Router/NAS: este router que es medio NAS también mola porque tiene un disco duro de 1 TB dentro y porque además de tener WiFi de doble banda tiene NFC (para negociar la conexión WiFi) y un software llamativo. Por 114,84 euros en GearBest y con envío rápido, mola.
  • Xiaomi Air 12: y si queréis ahorrar algo de dinero en un modelo algo más modesto, el 12,5 pulgadas con un Core m3. 4 GB de RAM y 128 GB de SSD es una fantástica opción. Está a 391,13 euros en GearBest con el cupón ESAIR12. La versión más potente con un m3-7Y30 (más eficiente) está a 444,99 euros en GearBest con el cupón NEWMIAIR12.
  • Samsung Galaxy S6 32 GB: un móvil fantástico aunque sea un modelo de hace dos años. Si buscáis una gran cámara y un hardware que no está nada mal lo tenéis en eBay por 229,99 euros. Mucho mejor que muchos actuales con ese precio, creedme.
  • Xiaomi Mi 5 64 GB: la versión internacional de este móvil tope de gama y con precio absolutamente ridículo. Ni Motorolas G5s ni leches. Si buscáis un móvil de garantías compradlo ya, porque además ha bajado de precio: Está a 215,66 euros en GearBest
  • Cámara deportiva 4K: el verano es una época fantástica para juguetear con estas cámaras de aventura estilo GoPro. Como otras muchas, esta ofrece buenas prestaciones a precio ridículo: sumergible gracias a la carcasa incluida, WiFi, grabación en 4K a 30 fps y en 1080p a 60 fps. Está a 17,99 euros en TomTop.
  • Portátil Chuwi LapBook 12.3: un equipo de lo más interesante con un Celeron N3450, Windows 10 Home, pantalla de 12,3 pulgadas con resolución 2.736 x 1.824, 6 GB de RAM y 64 GB de capacidad (ampliables), además de puerto HDMI, 2xUSB 3.0 y batería de 8.000 mAh. Muy, muy cuco por 271,77 euros en GearBest. El modelo de 14 pulgadas es aún más barato, y está a 201,63 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Max 2: la versión con ROM internacional de este súperphablet de 6,44 pulgadas está súper rebajado. Llega con un Snapdragon 625, cámara de 12 Mpíxeles, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad y esa batería inacabable de 5.300 mAh. Está a 245,47 euros en GearBest.
  • Huawei P8 Lite: este cinco pulgadas (análisis)  sigue teniendo encanto con su Kirin 655, 3 GB de RAM y 16 GB de capacidad. Cuenta con lector de huellas y cámara de 12 Mpíxeles, muy simpático por 150,90 euros en Amazon.
  • Chuwi Hi10 Plus: un tablet convertible que puede haceros un buen servicio en viajes y vacaciones. Cuenta con una pantalla de 10,8 pulgadas (1.920 x 1.280), Intel Atom X5-Z8350, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad ampliables y Windows 10 o Android 5.1. Cuesta 140,97 euros en GearBest con el cupón HI10PLUS, y la funda-teclado opcional (pero que es lo que le da sentido al conjunto) cuesta 25,45 euros
  • Xiaomi Mi 5s Plus: una gran opción para esta variante “grande” del 5s. Tienes pantalla de 5,7 pulgadas, un Snapdragon 821, 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad (no ampliables), doble cámara de 13 Mpíxeles (interesante, interesante) y una batería de 3.800 mAh. Está a 264,32 euros en GearBest.
  • Disco duro externo Maxtor 1 TB: Backups al poder, chicos. 49,80 euros en Amazon (25% dto.). 2 TB a 72,40 euros en Amazon (27% dto.) y 4 TB a 124,30 euros en Amazon (35% dto.)

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Fuente:
Incognitosis

Artículo completo:
http://ift.tt/2uMH4MZ

Todo lo que sucede cuando visitas google.com

Google

Cuando visitamos cualquier sitio web el tráfico comienza a originarse desde nuestro ordenador, pasa por nuestro proveedor de Internet, luego por una serie de intermediarios hasta que llega al servidor de la web. Los DNS se encargan de generar una petición y resolver las direcciones para que no tengas que recordar direcciones IP y en su lugar solo un nombre de dominio.

Ahora, esa es la explicación más simple y corta posible de lo que pasa cuando escribimos algo como genbeta.com o google.com en el navegador. Si quieres una explicación más completa, una explicación extremadamente detallada, puedes leer lo que ha escrito Alex Gaynor en Github.

El desarrollador que trabaja para Mozilla ha creado un repositorio cuyo único objetivo es describir el proceso completo sobre todo lo que sucede cuando escribes google.com en tu navegador y presionas enter. Y con todo queremos decir, todo, desde que presionas la "g" en el teclado.

El repositorio es colaborativo y continua expandiendose. De momento empieza con una sección que se dedica solo a explicar todo sobre el teclado físico y los interruptores del sistema operativo, pasando por todoa la maquinaria que se pone en marcha una vez que inicia el proceso de autocompletar cuando se escribe la "g".

Hay explicaciones detalladas sobre lo que pasa una vez que presionamos enter, secciones separadas para los mismos eventos que difieren entre Windows, macOS y Linux. Se explica cómo el navegador sabe la diferencia entre una URL y un término de búsqueda, se explica el proceso de resolución de nombres por parte de los DNS, el protocolo HTTP, el renderizado de la página, la interpretación del CSS, y un gran etc.

Es una hermosa experiencia de lectura bastante enriquecedora, tanto para un entusiasta, como para profesionales que busquen refrescar sus conocimientos.

Repositorio | What happens when…
Vía | The Next Web
En Genbeta | Cambiar los servidores DNS en Windows, OS X y Linux

También te recomendamos


Buenas noticias: las energías renovables dominarán el futuro de la electricidad


La NSA ha abierto una página en GitHub con proyectos de software libre


Los adblockers en el smartphone, en auge gracias a los países en vías de desarrollo


La noticia

Todo lo que sucede cuando visitas google.com

fue publicada originalmente en

Genbeta

por
Gabriela González

.

Fuente:
Genbeta

Artículo completo:
http://ift.tt/2tVGk41