Destacados

Los destacados de Enredante

El ruido y la palabra

La cultura burguesa es víctima ahora de una de sus principales virtudes: la discreción. Su voz no se imposta con la ferocidad altiva de quienes pretenden hablar, pero no escuchar. Su tono no tiene la obesidad de los mensajes totalitarios, dispuestos a ofrecer una sola y grandiosa solución para todos los problemas que angustian a los ciudadanos. Su voluntad no esgrime la flatulencia de una fe ciega, que busca confundirse con la gallardía argumental de las convicciones. Por ello, en los tiempos en que la verdad se mide en decibelios y los proyectos solo se puntúan por la envergadura del aspaviento, la prudencia y la moderación con que el racionalismo de la burguesía ha expresado sus ideas a lo largo de dos siglos parecen débiles y decadentes residuos de una época felizmente superada.…  Seguir leyendo »

Fuente:
Tribuna Libre

Artículo completo:
http://ift.tt/1s8m78Y

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: